Como el que vuelve a casa después de tiempo fuera y trae la mirada curiosa del visitante, los hermanos murcianos Alejandro y Victor Hernández se han sumergido en la tradición musical de su huerta natal, creando un emocionante set de directo donde los sintetizadores analógicos se encuentran con castañetas y laúdes.

Maestro Espada son dos voces con la dinámica y el entendimiento de quienes llevan toda la vida cantando juntos, y siguiendo intuiciones abren una vía para acercarse al folklore no como reliquia si no como fuente de inspiración.

Viajes conociendo a luthiers y miembros de cuadrillas han hecho que Maestro Espada cale el acento del cancionero local de Díaz Cassou, y que en su música tengan la misma influencia las antiguas grabaciones de la Cuadrilla de Patiño, que grupos de electrónica futurista como Smerz.